Escucha esta nota aquí

"No hay suficiente trabajo para muchos de los empleados de atención al cliente. En consecuencia, eliminaremos 3.500 de estos puestos de trabajo. El mundo ha sido impactado y hoy será su último día de trabajo con Uber". Las palabras de Ruffin Chaveleau, responsable del servicio de atención al cliente de Uber en Estados Unidos, fueron un balde de agua fría para un grupo operarios que fueron despedidos a través de una videoconferencia realizada a través de Zoom.

En un breve contacto con los empleados, la ejecutivo anunció que la medida se tomó para sobrevivir al impacto financiero del negocio que es consecuencia del coronavirus. La reducción de personal significa el 14% de la planilla de Uber, según el reporte de la compañía que fue reflejado por la prensa internacional.


“Sé que esto es increíblemente difícil de escuchar. Nadie quiere estar en una llamada como esta. Con todo el mundo trabajando a distancia y con un cambio de esta magnitud, teníamos que hacer esto de manera que se informara lo más rápido posible para que no lo escuchen a través de rumores”, argumentó Chaveleau entre lágrimas

El mismo camino utilizó Dara Khosrowshahi, el CEO del gigante tecnológico. Yes que la medida afecta también a ingenieros, personal administrativo y ejecutivo de la firma y no así a los conductores.

"Estamos tomando estas decisiones difíciles ahora para poder avanzar y comenzar a construir de nuevo con confianza", justificó el director ejecutivo de la compañía con sede en San Francisco (EEUU), a tiempo de anunciar que se van a suspender algunas inversiones no relacionadas con sus negocios principales (transporte compartido y entrega). 

En agradecimiento a su personal, Uber creó un directorio de talentos (uber.com/talent) para ayudar a los extrabajadores a continuar con sus carreras y darles visibilidad de cara a nuevas oportunidades laborales. Incluye un perfil de cada exempleado (así como la dirección de LinkedIn en algunos casos) y los presenta como "el talento que ayudó a mover el mundo". Además, les otorgará sus beneficios, incluyendo 10 semanas de pago adicionales y un seguro de salud hasta final de año.

Según el reporte de AFP, los viajes en vehículos con conductores ha visto una caída debido a la cuarentena que se vive en diferentes países en los que operan. No obstante, la compañía reportó un crecimiento del 53% en Uber Eats (que hace entregas de pedidos a domicilio), lo que significa un aumento en los ingresos de $us 819 millones (un tercio de la facturación de Uber en el primer trimestre de 2020).

No obstante, la división de reparto de comida a domicilio cerrará en República Checa, Egipto, Honduras, Rumania, Arabia Saudita, Uruguay y Ucrania antes del 4 de junio, según el portal de Hipertextual. Además, entre los afectados no solo hay personas de EEUU, sino de distintas partes del mundo incluidos trabajadores de Chile, Argentina, Panamá y México, que se suman a los despidos de Colombia, mercado del que Uber también anunció su retirada (pero esto por temas relacionados con la seguridad jurídica).