Escucha esta nota aquí

Han transcurrido 10 días desde que una joven madre denunció en La Paz que su nena de un mes de nacida había sido arrancada de sus brazos. Desde entonces el Ministerio de Gobierno, la Policía y la Fiscalía han realizado una serie de operativos, a escala nacional, para rescatar a la menor, pero hasta el momento el resultado no le ha devuelto la alegría a la desesperada madre.

Sin embargo, este viernes el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, ha adelantado que las investigaciones han permitido dar con dos pistas del posible paradero de la bebé, que tiene por nombre Samanta. Los avances de estas indagaciones serán presentados la noche de este viernes, según adelantó la autoridad.

El viceministro hizo notar, a través de un comunicado de prensa, que el compromiso es tal con este caso que se han suspendido las vacaciones del personal de los organismos especializados de la Policía. 

“Todos los organismos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia están activos; se han suspendido las vacaciones de los funcionarios redoblando esfuerzos en todas las trancas, en puestos fronterizos, y hasta el momento, no hemos tenido éxito en encontrar a la bebé Samanta”, especificó la autoridad de Estado.