Escucha esta nota aquí

Los grupos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) decidieron dar un plazo de 72 horas al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para restablecer el 6 de septiembre como la fecha de las elecciones generales, caso contrario, anunciaron una huelga general indefinida y bloqueo de carreteras desde el 3 de agosto. La decisión de estas organizaciones se las estableció en un cabildo realizado en la ciudad de El Alto. El Gobierno culpó al presidenciable del MAS, Luis Arce, de organizar una manifestación en plena pandemia por coronavirus.  

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, culpó al Gobierno de la crisis sanitaria que pasa el país por el brote del coronavirus y cuestionó los hechos de corrupción en la compra de equipos e insumos médicos. El dirigente lanzó la advertencia contra el ente electoral para que las elecciones se establezcan nuevamente el 6 de septiembre.

"El problema en el país no es el coronavirus, el problema es este Gobierno incapaz que no dio atención en el momento oportuno. (…) Les estamos dando un plazo de 72 horas para que el Tribunal Supremo Electoral se retracte y cumpla las elecciones el 6 de septiembre. Si este cabildo no es escuchado, el día lunes 3 de agosto empieza la huelga general indefinida, empieza el bloqueo nacional en los nueve departamentos", advirtió Huarachi en el cabildo.   

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, acusó al candidato presidencial del MAS, Luis Arce, y dirigentes sindicales de cometer delitos contra la salud pública por organizar una marcha en plena pandemia por coronavirus. La autoridad recalcó que el partido de Evo Morales no logró movilizar a las personas que tenía proyectado y pidió a la Fiscalía actuar de oficio para que procese a los ciudadanos que planificaron la protesta.