Escucha esta nota aquí

Si es convocado a declarar por el caso “golpe de Estado” que impulsa el Gobierno de turno, el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, no prestará declaraciones porque considera que ese caso no existe y que los fiscales asignados son ilegítimos.


“Estamos hablando un golpe de Estado inventado. Afortunadamente, uno tiene una trayectoria personal, no solamente política, sino también como intelectual y como periodista, que avalan nuestro compromiso por la democracia. Por supuesto que estaré presente en Bolivia, siempre y voy responder a cualquier acusación, como lo hice en el caso de golpe de Estado. Si me vuelven a preguntar yo no declaro ante un fiscal espurio sobre un caso que no existe”, declaró en conferencia de prensa.


El viernes de la pasada semana, el vicepresidente del MAS, Gerardo García, adelantó que la aprehensión del excívico potosino, Marco Pumari, era la primera y que luego vendría las de dirigentes políticos de oposición, entre los que mencionó a Carlos Mesa, Jorge Tuto Quiroga, Luis Fernando Camacho y Samuel Doria Medina.


El Gobierno y el MAS impulsan el proceso y reiteran una y otra vez que en 2019 hubo un golpe de Estado. Por eso reclaman a las autoridades procesar a todos los responsables de esa revuelta que provocó la renuncia de Evo Morales. Por ese caso, la única aprehendida es la expresidenta Jeanine Áñez, quien ya acumula tres procesos vinculados a estos hechos.


Según el expresidente, los juicios y acusaciones que vienen desde el Gobierno son una constante que atraviesa desde que dejó la Presidencia del país, en 2005, y recordó que a lo largo de estos 16 años respondió a todas las acusaciones que forjaron desde el Gobierno del MAS, principalmente.


“Cuando he sido convocado he tenido éxito en demostrar que todos estos elementos de investigación carecen de fundamento y, en algunos casos, ya hemos llegado a la grosería de la invención que es el caso presente ('golpe de Estado')”, dijo en alusión a la investigación que realiza la Fiscalía.


Mesa condenó la aprehensión de Marco Pumari y dijo que esa acción policial fue una virtual ocupación por la cantidad de efectivos policiales que desplazó la Policía en busca de personas que protestaron contra una acción del Gobierno en 2019.


“Me parece que el MAS padece de amnesia y no recuerda que el señor Evo Morales protagonizó cantidad de bloqueos, manifestaciones, amenazas y acciones de hecho, que llevó adelante como parte del MAS y como parte de su tarea como dirigente sindical”, recordó.

Comentarios