El director ejecutivo de la Autoridad de Telecomunicaciones (ATT) informó que desde el 16 de agosto rige el decreto supremo 4669. Las telefónicas aseguran estar preparadas para acatar

14 de agosto de 2022, 14:10 PM
14 de agosto de 2022, 14:10 PM

"Haremos un control en todos los departamentos del país (...). Invitamos a los usuarios que no sepan por qué se les descontó su crédito a denunciar (...). La queja individualizada debe resolverse de forma puntual", fueron algunas de las precisiones de Néstor Ríos, director ejecutivo de la Autoridad de Telecomunicaciones (ATT), sobre el decreto supremo 4669.

Según Ríos, la norma regirá desde este martes 16 de agosto, cuando se harán controles en todos los departamentos. Aseguró que Entel ya está acatando la medida, que prohíbe a las empresas telefónicas descontar automáticamente el crédito cuando se acaben los megas.

El decreto incorporó dos nuevos incisos (e y f) al artículo 120 del Reglamento General a la Ley General de Telecomunicaciones, Tecnologías de Información y Comunicación N° 164 de 8 de agosto de 2011, aprobado por Decreto Supremo N° 1391 el 24 de octubre de 2012 que señalan lo siguiente:

e) Para ambas modalidades, prepago y pospago, cuando no se cuente con un volumen de datos adquirido o asignado o su vigencia haya expirado o una vez que el total de volumen de datos sea consumido, el operador o proveedor del servicio no podrá utilizar el saldo o crédito disponible sin consentimiento expreso del usuario.

f) Para ambas modalidades, prepago y pospago, el operador o proveedor deberá emitir alertas de consumo de datos durante el uso del volumen de datos adquirido o asignado, asimismo, podrá implementar mejoras en sus mecanismos de notificación para requerir el consentimiento expreso de la usuaria o el usuario que permita adquirir un volumen de datos o la utilización del saldo o crédito disponible.

Respecto a los cambios en la norma, la Cámara de Telecomunicaciones de Bolivia (Catelbo) informó que acatará todas las medidas dispuestas por las autoridades.

Sin embargo, recomendó que las nuevas reglas y aplicación de la normativa sean claras y precisas, para evitar posibles interpretaciones erróneas por parte de la población.