Escucha esta nota aquí

El Movimiento Al Socialismo (MAS) recurre nuevamente a la figura de un “testigo clave” para sustentar otra investigación por supuesto terrorismo. Esta vez se trata de la exministra Teresa Morales, quien se constituye, actualmente, en la pieza principal del proceso contra la expresidenta Jeanine Áñez.

Tal como sucedió con Ignacio Villa Vargas, ‘El Viejo’, tras la intervención armada en el hotel Las Américas en Santa Cruz, en 2009, ahora una declaración fundamenta la causa en el denominado caso “golpe de Estado”.

Los datos indican que Morales presentó su declaración informativa el sábado a las 16:15, cuando la exmandataria y sus exministros, Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, ya habían sido aprehendidos en Beni, trasladados a La Paz y se encontraban en celdas policiales a la espera de ser cautelados.

En su versión, la exministra menciona reuniones que buscaban la pacificación del país, entre el 11 y 12 de noviembre, en instalaciones del rectorado de la Universidad Católica de Bolivia (UCB), donde se trató la renuncia de Adriana Salvatierra y la posible asunción de Jeanine Áñez a la jefatura del Estado.

“En otro momento, cuando estaba la diputada Susana Rivero y el senador Óscar Ortiz ellos abiertamente preguntaron, ¿ustedes aceptarían que la presidente del Estado sea Jeanine Áñez? La respuesta de Adriana fue muy clara, al decirles: ‘nos extraña que nos hagan esa pregunta’”, indica una parte de la declaración de Morales.

Al respecto, uno de los fiscales asignados al caso, Harold Jarandilla, detalló que “le solicitaron a la señora Salvatierra que presente su renuncia irrevocable a su calidad de presidenta del Senado. Le expresaron que la finalidad era que la señora Jeanine Áñez asuma la presidencia del Senado y en forma ulterior, la presidencia del Estado Plurinacional. Aquí hay un aspecto fundamental, le dicen a la señora Adriana Salvatierra de que iban a permitir que Evo Morales pueda salir del país, y fue el señor Jorge Quiroga, quien realizó las llamadas correspondientes para viabilizar ese acto de coacción que se estaba realizando en contra de Adriana Salvatierra”.

En otra parte de su declaración, la exautoridad recalca que “sí, hubo conspiración porque en la reunión de supuesta pacificación convocada por la Iglesia católica en la UCB (a la que asistimos Adriana, Susana y yo) esta desnudó y puso en evidencia todo el proceso conspirativo que desarrollaron todos los asistentes”, mencionando a quienes presuntamente habrían posibilitado que Áñez asuma la Presidencia.

¿Quién era ‘El Viejo’?

Ignacio Villa Vargas era uno de los 38 imputados por los supuestos hechos de terrorismo y separatismo en 2009. De acuerdo a la Fiscalía, él conducía el motorizado de la “célula subversiva” y cumplió una condena de ocho años de cárcel en Palmasola.

Las investigaciones del caso terrorismo indican que en su casa se filmó el video donde supuestamente se planeó el atentado contra el presidente Evo Morales, es protagonista de un video donde funcionarios del Gobierno le pagan una suma de dinero para que “desaparezca” por un tiempo, reveló haber puesto las armas en el estand de Cotas y que fue parte del grupo que lanzó una bomba en la puerta de la casa del cardenal Julio Terrazas en abril de 2009.

En torno a él giró la investigación contra Mario Tadic y Elöd Tóásó, y otros líderes regionales cruceños. En su momento también dijo que recibía presiones para “hundir” a los procesados.

¿Quién es Teresa Morales?

Fue Gerente de la Empresa Azucarera San Buenaventura (2010-2011) y ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural (2011-2015); después fungió como directora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF).

En ese cargo desató una investigación sobre el expresidente y entonces candidato Carlos Mesa, por depósitos de 831.454 dólares que se realizaron en cuentas del canal PAT entre 2002 y 2003.

En febrero de 2015 el entonces presidente Evo Morales dijo que se sentía “engañado” por Teresa Morales. “Lamento mucho decir que me he sentido engañado, defraudado por la exministra de Producción”, dijo sobre la situación económica de la Empresa Pública Nacional Textil, que después fue cerrada.

Comentarios