Escucha esta nota aquí

Está totalmente descartado. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) no entregará resultados preliminares el mismo día de los comicios, pues no cuenta con una experiencia preliminar para llevar adelante este tipo de procedimientos y por eso privilegiará el trabajo que realice cada uno de los tribunales departamentales.

Eso sí, el presidente de este Órgano del Estado, Salvador Romero, anticipó que empresas encuestadoras serán autorizadas para que el desarrollo de escrutinios rápidos y sondeos en boca de urna, pero siempre sobre la base del cumplimiento del reglamento aprobado para estas iniciativas.

“En Bolivia no se ha utilizado un sistema de difusión de resultados preliminares en las elecciones locales y, por ello, el Tribunal Supremo Electoral descartó esta posibilidad para privilegiar el sistema de cómputo. Los ciudadanos tendrán toda la información a través del sistema de cómputo y ahí figurarán los resultados transcritos y también el acta de cada una de las mesas”, afirmó Romero en un contacto con el EL DEBER.

Recuento

El sistema de Transmisión Rápida de Resultados Electorales Preliminares (TREP) fue creado en 2018 como parte de las soluciones tecnológicas del TSE para agilizar la transmisión de resultados, a partir de las actas emitidas en cada una de las mesas de sufragio.

El TREP cobró notoriedad por efecto de las anuladas elecciones generales del 20 de octubre de 2019. Ese día, una vocal del TSE fue acusada de ordenar la interrupción del proceso de transmisión de esos datos y la misión de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) no pudo certificar la transparencia del proceso y emitió un informe en el que anotó “una manipulación dolosa” de votos y fue el propio Evo Morales, el presidente que buscó ser reelegido por cuarta vez, quien anuló esos comicios.

Esta crisis política provocó la renovación de las máximas autoridades del Órgano Electoral, quienes administraron el proceso que permitió la elección de Luis Arce en los comicios del 18 de octubre de 2019. Para ese proceso electoral, el TSE renovado puso en marcha el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), pero optó por no usarlo pocas horas antes de los comicios del 18 de octubre de 2020.

El director de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez, consideró que poner en marcha un recuento rápido por parte del TSE constituye una tarea compleja porque se trata de varias elecciones en solo evento. “Se trata de una experiencia nueva para todos de hacer un conteo rápido, porque habría que hacer por departamentos y poder obtener esa información. También creo que existe una limitación en cuanto a las capacidades de los propios tribunales departamentales”, indicó Núñez, quien dirigió el proyecto Tu Voto Cuenta para los comicios nacionales de 2019 y 2020.

Núñez, quien también dirigió un proceso de recuento rápido para las elecciones de 2019, señaló que este procedimiento “coadyuva a la transparencia del proceso electoral” porque “permiten la difusión de información cercana a datos finales el escrutinio final”.

“Es una forma de controlar para que no hayan sorpresas cuando se conozcan los resutados finales”, puntualizó el experto aunque subrayó que “no existe una capacidad instalada para hacer recuentos rápidos departamentales, inclusive municipales”.

En todo caso, para las elecciones regionales de este domingo 7 de marzo, el TSE sí autorizó a las empresas encuestadoras realizar “encuestas en boca de urna” y “recuentos rápidos”.

“Existe un marco legal para el trabajo de supervisión que realizan las empresas encuestadoras, desde el punto de vista metodológico, tanto para las encuestas preelectorales como para los trabajos de difusión de resultados rápidos.Las empresas encuestadoras podrán difundir los resultados a partir de las ocho de la noche como indica la ley”, confirmó Romero, quien ayer puso en marcha un simulacro del acto electoral.

En ese marco, la empresa Ciesmori prepara “el proyecto” que plenea ejecutar el día de la votación, según señaló a EL DEBER la gerente corporativa de la compañía, Alejandra Candia. “Nosotros tenemos cinco días antes de la elección para presentar el proyecto y lo estamos preparando”.

Según el artículo 14 del Reglamento de Elaboración y Difusión de Estudios de Opinión, los medios de cominicación o empresas especializadas en encuestas deben remitir de manera “obligatoria”al Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático (Sifde) las características técnicas y metodológicas de los estudios”.

En el caso de la jornada electotal se pueden emplear encuestas aleatorias en “boca de urna”, que se aplica cuando el votante ya ejerció su derecho. “Nosotros elegimos aleatoriamente mesas por muestreo y se le pregunta a las personas por quien voto. Para el conteo, esperamos que se cierren las mesas y se valida los datos del sondeo con el conteo público y la foto del actas”, afirmó Candia.

La ejecutiva reconoció la complejidad del proceso electoral regional que se realizará dentro de diez días y anticipó que el alcance del trabajo solo será para las gobernaciones y los alcaldes de las nueve capitales de departamento, además del El Alto. “Es una muestra que toma en cuenta mesas, localidades y ciudades, en todas las etapas de lo que significa este muestreo tan grande y representativo como éste”, añadió.

Durante el simulacro de la votación, que tuvo lugar en la unidad educativa Agustín Aspiazu de La Paz, las autoridades electorales pusieron especial atención en las medidas de bioseguridad y en el recuento de las actas que serán llenadas con los datos de dos papeletas, una para elegir al gobernador y asambleístas, mientras que la segunda será dispuesta para alcaldes y concejales.

Para los comicios del 7 de marzo, el TSE ordenó la impresión de 14 millones de papeletas que se emplearán para elegir a 5.000 autoridades, entre puestos titulares y suplentes. “Se registraron 20.000 candidatos para los puestos departamentales, regionales y municipales”, precisó El presidente del TSE, quien remarcó que se presupuestaron Bs 200 millones, un monto menor a lo que se erogó en el proceso nacional de 2020.

Romero aseguró que por la logística que se desplegará se trata de “una elección difícil” que estará en manos de unos 200.000 ciudadanos que fueron elegidos como jurados electorales. Debido a la pandemia de coronavirus, la elección de marzo se prolongará por nueve horas, puesto que las autoridades electorales quieren evitar aglomeraciones. Entre las 08:00 y 12:30, emitirán su voto las personas cuyo número de cédula termine en 0, 1, 2, 3 y 4. En tanto, desde las 12:30 hasta las 17:00 sufragarán las personas cuyo número de cédula termine en 5, 6, 7, 8 y 9.

Comentarios