Escucha esta nota aquí

En un comunicado un conjunto de instituciones y organizaciones de la sociedad civil piden la institucionalización y el fortalecimiento del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sernap).

También hicieron notar que en el discurso de inauguración de su mandato, el vicepresidente del Estado Plurinacional David Choquehuanca realizó múltiples aseveraciones sobre el imperativo de cumplir la ley, así como importantes alusiones a la necesidad de preservar el medioambiente y respetar a la madre tierra.

Mientras que el presidente, Luis Arce, en la misma ocasión y otras anteriores destacó la necesidad de respetar la institucionalidad y los méritos profesionales de quienes ejercen responsabilidades públicas.

Por lo que dichas expresiones generaron la atención de un segmento cada vez mayor de la sociedad que entiende que el presente y futuro dependen de manera directa e irreversible del cuidado y respeto de la madre naturaleza.

El daño, según el comunicado, que se ha ocasionado al entorno se vuelca en contra nuestra a través de las ascendentes y severas manifestaciones del cambio climático, causado por la depredación, el extractivismo y ataque a la biodiversidad.

La expectativa de que finalmente se esté comprendiendo que el Patrimonio Natural y la biodiversidad son nuestro recurso estratégico más valioso como país, por lo que protegerlo y conservarlo es una obligación, así reconocida por nuestra Constitución, choca con los recientes cambios de personal institucionalizado en áreas protegidas.

Esta conducta contradice abiertamente la ley y los compromisos explícitos de enmendar prácticas previas; así la imagen, credibilidad y las responsabilidades estatales ante la comunidad nacional e internacional con la conservación y protección de la biodiversidad y los sitios de Patrimonio de Natural de la Humanidad, están seriamente comprometidas”, precisa el comunicado.

Se hace notar que es una de las pocas que ha desarrollado una formación de recursos humanos principalmente en sus cuerpos de protección y fiscalización, guardaparques y directores de áreas, con conocimiento de sus realidades locales, monitoreo de especies, cambios en la alteración de sus hábitat y tráficos de especie de la vida silvestre.

Por lo que sostuvo que es indispensable rectificar las decisiones señaladas y avanzar en sentido de hacer del Sistema Nacional de Áreas Protegidas un eje clave de un desarrollo resiliente de nuestro país.

Comentarios