Escucha esta nota aquí

Después de que la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra declarara alerta sanitaria ante la posibilidad de un brote de la variante Delta de Covid-19, el ministro de Salud, Jeyson Auza pidió calma a la población y sostuvo que, de momento, no hay nada oficial respecto a un brote específico de esta amenaza que ya está presente en países vecinos.

La autoridad sanitaria señaló que no hay ninguna confirmación sobre la variante Delta y solo se conocen especulaciones. 

“Sabemos las características de la nueva variante Delta, si es que estuviera en nuestro país, la estrategia de contención, mitigación y vacunación, no va a cambiar  y seguirá siendo la misma. Hasta que no exista una confirmación de aquellos que especulan, es eso mismo, especulación”, apuntó el ministro en conferencia de prensa.

El reporte también se da en un contexto en el que 12 profesionales de la salud, entre médicos y enfermeras de un hospital de la Caja de Salud, se encuentran bajo observación al presentar síntomas atípicos de neumonía.  Se aguardan los estudios para detectar si estos contagios corresponderían a la variante mencionada, que emergió en meses pasados en India.

La alerta sanitaria también se declaró por el incremento de casos de coronavirus en algunos distritos de la ciudad. Los síntomas que se vinculan a estos nuevos contagios resultan similares a los que la nueva variante Delta genera en pacientes.

No obstante, el ministro Auza sostuvo que se debe mantener la calma. "Nosotros queremos hacer un llamado a la población: no favorezcamos a la infodemia (desinformación), no generemos zozobra en la población, no vamos a hacerle el juego a aquellas personas que de manera irresponsable hacen manifestaciones sin tener la documentación de respaldo correspondiente”, sentenció.

El alcalde cruceño Johnny Fernández sostuvo que se han detectado personas con síntomas de la variante Delta en al menos seis distritos de la urbe cruceña, tales como diarrea, dolores de estómago, dolor de cabeza y fiebre.

En este sentido, Auza considera que puede que se trate de un cuadro clínico similar a los síntomas que presentaría esa variante. Enfatizó que mientras no se tenga una confirmación de análisis de laboratorio oficial, no emitirá criterio alguno.

Además, señaló que en Bolivia ya se realizan los estudios de secuenciación genética y todo caso sospechoso de infección por una nueva variante se envía al Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) para que realice el estudio y cuando se tenga los resultados “se informará a la población de manera responsable”.

Comentarios