Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional anunció que iniciará acciones legales contra el medio brasileño “O Estado”, que publicó un reportaje en el que señala que Bolivia se convirtió en un “santuario” del Narcosur, el cartel de droga perteneciente al Primer Comando de la Capital (PCC) de Brasil, una de las organizaciones criminales más temidas del vecino país.

Este jueves, Jaime Mamani, viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, negó la existencia de carteles del narcotráfico en el país e indicó que esta información está respaldada por los informes de inteligencia de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcc), por lo que consideró que la publicación del medio extranjero es “falsa e irresponsable”.

"Estamos a la espera de información oficial del Estado brasileño. Como Estado boliviano asumiremos acciones legales en contra del periódico 'O Estado' de Sao Paulo por difundir información falsa que atenta contra la dignidad de todo un país y busca desprestigiar nuestras instituciones. No permitiremos especulaciones irresponsables", señaló la autoridad de Gobierno.

Según Mamani, la publicación de este reportaje -que indica que Santa Cruz existen narcos pesados protegidos que supuestamente están protegidos por la Policía- tiene la finalidad de llamar la atención pública para hacer pasar desapercibido el caso de intento de magnicidio, en el cual acusan como principal responsable al exministro de Defensa, Luis Fernando López, quien estaría en Brasil.

Otra denuncia a medio brasileño

En julio de 2012, durante el gobierno de Evo Morales, el Estado boliviano denunció a la revista brasileña Veja por un reportaje sobre el narco Maximiliano Dorado que, supuestamente, pagó una fuerte suma de dinero al entonces ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y a la directora de la Agencia para el Desarrollo de las Macroregiones y Zonas Fronterizas, Jessica Jordán.

Amanda Dávila, ministra de Comunicación, en ese año dijo que el medio extranjero publicó un artículo de forma “insidiosa e infame” y acusó a políticos de la oposición de estar detrás de esta noticia, que causó polémica hace nueve años.

Reportaje

Este último reportaje del periodista Marcelo Godoy, publicado por el diario O Estado de San Paulo, de Brasil, señala que Bolivia se ha convertido en una especie de santuario del ‘Narcosur’, el cartel de droga del PCC, de Brasil.


Indica que la dificultad de actuación de la Policía Federal (PF) y la localización geográfica central en América del Sur transformaron a Bolivia en el santuario de los miembros de esta temida banda de narcos, que invierten en joyas, clínicas médicas, restaurantes, haciendas y pasean, junto a sus familias, con tranquilidad en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Fotografías y mensajes inéditos obtenidos de los teléfonos celulares del narcotraficante Anderson Lacerda Pereira, alias el Gordo, e informaciones de inteligencia de la Policía Federal y de la Policía Civil de San Pablo muestran la ostentación y lo cotidiano de los líderes del cartel.

Según el reportaje, la droga peruana y colombiana se juntan a la cocaína boliviana. Además, señala que los narcos brasileños se transportan en avionetas y helicópteros para descansar en las playas del nordeste brasileño, donde cierran negocios con los ‘ndrine’, las familias que integran la ‘Ndrangheta’, la mafia de Calabria.

La más poderosa de las organizaciones criminales de Italia se queda con el 40% de toda la droga que el PCC negocia en Europa. Ese es el "impuesto" para que la carga de cocaína de América del Sur pueda circular por el continente. El kilo de droga adquirido en Santa Cruz de la Sierra por 1 mil dólares, en Europa llega a costar hasta 35 mil dólares.

Comentarios