Escucha esta nota aquí

"No permitiremos más humillación, violencia y corrupción en contra de nuestro pueblo, no permitiremos que la presente gestión incurra en las mismas ilegalidades en las que por 14 años incurrió el Movimiento Al Socialismo (MAS). Convocamos a los profesionales del sector público de salud a sumarse hoy al paro de brazos caídos, de 12:00 a 13:00, en defensa de la salud y del pueblo boliviano", fueron las palabras de Fernando Romero, presidente del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes) La Paz.

A través de un video, el titular de Sirmes convocó a los profesionales de la salud al paro y dio a conocer la molestia de su sector por múltiples razones. Indica que la movilización será "ante los permanentes hechos de violencia en contra de nuestro sector, como lo acontecido en Caranavi, donde grupos de inadaptados persiguieron y amenazaron de muerte a nuestros compañeros que hacían el trabajo del bloqueo epidemiológico contra el Covid-19", y luego enumeró otras causas de disconformidad.

Romero también mencionó temas pendientes con el sector, como el fallecimiento de varios profesionales médicos en el país con Covid-19, por atender sin las condiciones de bioseguridad, "y que hoy día han dejado a esposas e hijos en riesgo de graves problemas económicos por no estar incluidos en la Ley General del Trabajo".

Video: Fernando Romero, presidente de Sirmes La Paz

También cuestionó "la compra irregular y con signos claros de corrupción de respiradores automáticos básicos, en lugar de respiradores de alta gama, ventiladores hoy en día fundamentales para atender a nuestros pacientes críticos que se debaten entre la vida y la muerte, un gravísimo error de gestión que debilita nuestra capacidad de atención a las emergencias en terapia intensiva", dijo.

Romero, además, mencionó el esfuerzo de sus compañeros de bata blanca que caminan por horas, durante las últimas semanas, para llegar a sus fuentes de trabajo, un reclamo que -dijo- no tiene solución hasta hoy por parte de las autoridades. Asimismo, criticó la permanente obstaculización del ingreso de nuevos profesionales al sector público de salud por parte de la Gobernación y del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz, "perjuicio que hoy en día impide atender a cientos de pacientes en todo el departamento".