Escucha esta nota aquí

La Organización de Estados Americanos (OEA) destacó que, aunque "lento", el cómputo oficial de votos tras las elecciones generales del 18 de octubre en Bolivia, avanzó de manera ininterrumpida y sin irregularidades.  El organismo multilateral destacó el trabajo del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en aspectos como el saneamiento del padrón, la seguridad informática y la organización en el día de los comicios.

"La noche de la elección la MOE (misión de observadores electorales) observó que a las 12:00 a.m. solo se había computado un 4,8 % de las actas. Vale destacar que el proceso, aunque lento, transcurrió de forma ininterrumpida. Cada TED determinaba su horario de operaciones y descansos, alimentando cada uno a su ritmo el sistema de totalización a nivel nacional", dice parte del informe de la OEA sobre las pasadas elecciones.

El organismo multilateral levantó dos sugerencias referentes al cómputo de votos: establecer horarios homogéneos de trabajo de funcionarios para realizar el cómputo oficial que permita prever la organización y preparación del personal para el mejor desarrollo del trabajo y definir con anticipación protocolos de actuación formales para casos de contingencia, como sucedió el 20 de octubre del año pasado.

Sobre el padrón, la OEA destacó los esfuerzos del TSE para sanear el registro en un tiempo reducido debido a la pandemia de coronavirus. En este punto, el organismo recomienda realizar un saneamiento del padrón de manera permanente. "La MOE destaca que el TSE realizó importantes esfuerzos por incluir a las organizaciones políticas, a la academia y a miembros de la sociedad civil en el proceso de socialización de las acciones de saneamiento y conformación del padrón electoral. Para ello el tribunal organizó mesas multipartidarias y laboratorios técnicos, donde se presentaron las estadísticas preliminares de actualización y depuración del registro de electores", dice el informe.

Además, la OEA destacó el trabajo del ente electoral, al que calificó de "independiente". "Bolivia tiene una autoridad electoral independiente y tuvo una contienda más equitativa, lo que dio como resultado una jornada electoral exitosa. La ciudadanía votó libremente y el resultado ha sido contundente", detalló el organismo.