Escucha esta nota aquí

Faltando escasos minutos para las 20:00 de este jueves y cuando en varios departamentos suman las voces que denuncian presunto fraude electoral, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, se dirigió al país para descartar irregularidades en los comicios del 18 de octubre.

Romero aseveró que el trabajo de los veedores internacionales garantiza la transparencia de los comicios.  "Ha sido limpio, transparente, pacífico y altamente participativo, conducido con independencia e imparcialidad, como lo han señalado de manera unánime los informes de las misiones de observación internacional y las plataformas nacionales", sostuvo.


Sobre las denuncias de presunto fraude electoral, que en las últimas dos semanas han sumado voces de departamentos como Cochabamba, La Paz, Sucre y Potosí, además de la carta de la vocal Rosario Baptista en la que pedía a la Organización de Estados Americanos (OEA) que audite las elecciones; el presidente del TSE descartó que se hayan cometido irregularidades.

"Rechazamos las alusiones a un “bloque de data alterno, con acceso secreto, fuera del alcance de quienes hasta ahora verificaron la integridad del padrón”, que se suman a la lista de versiones fantasiosas sobre el padrón y que incluyen, entre otras, millones de registros fantasmas, crecimientos desproporcionados de inscripciones, posibilidad de múltiples registros de una persona y otras. No existen pruebas, ni siquiera indicios de tales suposiciones", dijo al respecto.

La vocal Baptista, a través de una carta, denunció la existencia de UN “bloque de data alterno, técnicamente reservado, con un acceso restringido, privilegiado y secreto”. Al ser consultado sobre esta denuncia, Romero adelantó que en las próximas horas la vocal enviará una nota para "aclarar y reiterar" su confianza en la transparencia en el proceso electoral.

Auditoría a los comicios

Sobre el pedido de auditar las elecciones, tal como han venido manifestando sectores como el del Comité Pro Santa Cruz, el TSE respondió que todo el proceso electoral es verificable, es decir que "es comprobable en todas y cada una de sus etapas, procedimientos, acciones y decisiones". 

Esto significa, explicó Romero, que cualquier ciudadano u organización puede acceder a las actas, a las resoluciones públicas y a los informes de observación difundidos o los procesos de contratación. En otras palabras, "que el padrón está abierto".

A continuación puedes leer el pronunciamiento del TSE

Pronunciamiento del Tribunal Supremo Electoral sobre las denuncias de presunto fraude electoral by Nelfi Fernandez Reyes on Scribd