Escucha esta nota aquí

El exministro de Educación Adrián Quelca y 12 de sus allegados del Partido Comunista de Bolivia (PCB) se nombraron catedráticos, por medio de invitaciones directas, después de que esa autoridad renunciara a su cargo en medio de un escándalo por supuesto tráfico de exámenes.

“Se ha conocido que momentos antes de abandonar el Ministerio de Educación,  cuando había renunciado y estaba designado un nuevo ministro de Educación, el señor Adrián Quelca, en complicidad con el que hasta ese momento era director de formación de maestros, Yver Colque, emitieron memorandos de designación, para todo el personal de confianza y entorno político de Quelca, a cargos de catedráticos en las escuelas superiores de estudio”, dijo el abogado Abel Loma, según publica Página Siete.

De acuerdo con el documento, en el caso de Quelca, por medio del memorando N.º 121808, del 19 de noviembre, el exministro es designado “por invitación directa, hasta el 31 de diciembre” como catedrático en la Escuela Superior de Formación de Maestros en el Tecnológico y Humanístico de El Alto.

Sin embargo, pese a que se señala que el trabajo es de tiempo completo, en las casillas correspondientes no se especifica la materia a impartir, los horarios ni los paralelos en los cuales Quelca dictaría clases.

En criterio de Loma, abogado de la viceministra de Educación Superior, Áurea Balderrama, quien denunció al exministro por el tráfico de exámenes en la designación de cargos directivos, Quelca pretendía continuar con “el abuso de poder” con el que desarrolló su gestión. Esto debido a que las “invitaciones directas” para la exautoridad y su entorno político, además de ser emitidas en medio de las renuncias a los cargos, se hicieron fuera de los tiempos permitidos.

“Rompen toda la normativa, sin una compulsa de méritos. Estas designaciones sólo se podían hacer hasta octubre, es un insulto a la inteligencia de la sociedad y a la confianza que le dio el Gobierno. Esto causa indignación, pero es una muestra de cómo se llevó adelante la gestión del señor Quelca. Seguro el nuevo ministro, Édgar Pary, tomará alguna medida para revertir este abuso”, sostuvo.

Entre los 12 exfuncionarios que se beneficiaron con estas designaciones irregulares están el exjefe de gabinete de Quelca, Ernesto Misme; el exdirector jurídico, Samuel Coaquira; y el exjefe de Transparencia, Luis Nina, agrega el matutino paceño.

Quelca tiene al menos cuatro procesos penales en su contra, por incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias, entre algunos delitos. Loma señaló que el principal proceso contra el exministro es por el “chanchullo nacional” que protagonizó junto a su exdirector de Educación Superior, Agustín Tarifa, al enviar las planillas de preguntas y respuestas vía WhatsApp a los postulantes a cargos directivos que eran del PCB.


Comentarios