Según el Gobierno, la amenaza de “golpe” sigue latente en algunas esferas de las Fuerzas Armadas de Bolivia

8 de julio de 2024, 4:00 AM
8 de julio de 2024, 4:00 AM

Desde distintos flancos, el Gobierno de Luis Arce junto a su grupo de parlamentarios, alertan que el “riesgo de golpe de Estado” en Bolivia, está aún latente y por eso harán todo lo posible para desarticular cualquier intención.

Pero esta vez ya no hablan de militares insurrectos, ahora los arcistas volvieron a dirigir su mirada hacia los evistas y las alianzas opositoras de Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos que, según su versión, tienen un pacto para acortar el mandato del presidente Luis Arce.

Una de esas voces es de la senadora paceña y exministra de Justicia de Evo Morales, Virginia Velasco, quien aseguró que existe un pacto suscrito en noviembre de 2023 entre los evistas y la oposición.

“El golpe de Estado está latente, el pueblo boliviano debe estar en alerta. Hemos escuchado los discursos de algunos diputados evistas que dicen: ‘que aliste la maleta Luis Arce, tiene que escapar’. Ellos (los evistas) tienen su plan negro, Pachajcho y Boquerón. Sabemos que ellos tienen su plan de llevar adelante un golpe de Estado y acortar el mandato (de Luis Arce)”, aseguró Velasco.

Para la bancada arcista, lo ocurrido el miércoles 26 de junio, fue un “golpe de Estado fallido”, y rechazan las distintas versiones de sus contrarios que no creen en la acción y afirman que todo fue parte de un espectáculo o un “auto golpe” propiciado por el mismo gobierno.

“Todo ha sido planificado y hoy el Gobierno de Arce está montando pruebas. ¿En qué golpe se ha visto que el presidente salga a comadrear con el golpista?”, dijo el diputado Héctor Arce.

“Doctrina de operaciones”

Para el ministro de Gobierno, Eduardo Castillo, la amenaza de “golpe” sigue en algunas esferas de las Fuerzas Armadas, es más, aseguró que los militares procesados pasaron cursos de especialización denominado: “Doctrina de operaciones urbanas”, que se realizaron entre abril y mayo de este año.

Del Castillo, mediante el texto que supuestamente usaron los militares insurrectos, indicó que se ha logrado identificar “que existirían distintos movimientos en todo el territorio nacional de tropas militares”.

Además de aquello, siempre según Del Castillo, el general Zúñiga habría instruido hacer seguimiento a jefes policiales y autoridades civiles denominados “objetivos selectivos de los que tendríamos que hacer un perfil y la ubicación de sus domicilios”. Esta tarea era con un grupo del personal de inteligencia de las Fuerzas Armadas.

“El riesgo de un golpe continúa latente, va a tratar de rearticularse en un futuro próximo”, afirmó y aseveró que las autoridades trabajan para que los miembros de la “organización criminal no queden impunes”, por lo que el Gobierno hará “todo lo posible” para que los responsables tengan una “sentencia ejecutoriada” este mismo año.