Escucha esta nota aquí

Observa Bolivia es la iniciativa ciudadana de observación electoral que fue presentada hoy ante el Órgano Electoral Plurinacional (OEP), representantes de organismos internacionales y medios de comunicación nacional y que tendrá como objetivo la preparación, observación de la jornada electoral y la entrega y publicación del informe de los comicios generales que se desarrollarán el 18 de octubre próximo.

Para el día D tienen previsto la movilización de 2.500 observadores en 428 recintos electorales y 1.173 mesas de sufragio: 572 en el área urbana y 601 en la zona rural, correspondientes a circunscripciones uninominales, mixtas y especiales el día de las elecciones cumpliendo con las medidas de bioseguridad y protección ante el Covid-19.


Sagrario Urgel, quien forma parte de Observa Bolivia, detalló que la iniciativa realizará la observación electoral de manera cualitativa, integral, imparcial e independiente y que las organizaciones que forman parte de ella trabajan con temas de género, juventudes y derechos humanos, además de organizaciones indígenas.

La plataforma está conformada por 16 organizaciones de la sociedad civil, dos con presencia nacional y el resto a nivel departamental: Fundación Construir y Coordinadora de la Mujer a escala nacional; Centro de Estudios y Apoyo al Desarrollo Local, de La Paz; Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, en El Alto; Oficina Jurídica de la Mujer y Ciudadanía, en Cochabamba; Casa de la Mujer y Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia, de Santa Cruz; Comunidad de Estudios Jaina y Centro de Capacitación e Investigación de la Mujer Campesina, de Tarija; Sumaj Puchay y ONG Realidades, de Chuquisaca; Coordinadora de la Mujer, de Beni; Herencia ONG, de Pando; País-Vive, de Oruro; además del Consejo de Naciones Originarias de Potosí.

Las etapas del proceso de observación electoral

Son tres fases en las que consiste la observación electoral de esta plataforma: la fase 1 de preparación en la que se realizará una recolección de información sobre todas las etapas del proceso electoral, el reclutamiento de los 2.500 observadores, su capacitación en base a una guía de observación electoral, selección de los observadores (titulares y suplentes)  y registro de una base de datos, un simulacro nacional del proceso que se realizará 15 días antes de los comicios, además del registro de los observadores ante el Órgano Electoral Plurinacional (OEP).

La segunda etapa, de observación de la jornada electoral, consistirá en que la presencia de los observadores en los recintos y mesas electorales seleccionadas en base a una muestra y registrarán información de un formulario de observación que ha sido elaborado en base a indicadores predefinidos donde transmitirán sus hallazgos a través de un centro de llamadas o una aplicación web.

La última fase se desarrollará a través de la publicación de un informe preliminar de observación de las elecciones para luego presentarlo ante el OEP.

"Cuando asumimos la conducción del TSE, cuando se recompuso el Tribunal Supremo Electoral y los Tribunales Electorales Departamentales, uno de los ejes sobre lo cual más insistimos fue que cuantos más ojos vieran nuestro trabajo y vieran el proceso electoral, tanto mejor. Que estos ojos, unos internacionales y otros nacionales, pudieran verificar todas y cada una delas etapas del proceso electoral tanto mejor para la democracia boliviana, porque esto ayuda a genera certeza al país sobre que este proceso electoral se está desarrollando de manera correcta, limpia en todas sus etapas", señaló el presidente del TSE, Salvador Romero.

El titular del TSE enfatizó en que están abiertos a ser observados, analizados y que existan procesos de verificación de las distintas etapas que vienen realizando. Dio como ejemplo la apertura los laboratorios de integridad electoral que permiten observar el padrón electoral.