Escucha esta nota aquí

El departamento de Santa Cruz registró 1.389 focos de calor del 6 al 12 de julio, según el reporte de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), lo que significa un promedio de 198 focos por día.

De acuerdo con el informe de la alerta y gestión de focos de calor, quemas e incendio forestales, la cifra es menor que lo registrado en el mismo periodo de 2019, cuando se registraron 715 focos de calor por día.

Sin embargo, el monitoreo satelital de la ABT evidenció que hay zonas de mayor concentración de esta problemática, siendo los municipios de San Ignacio de Velasco y San Matías los más afectados con 102 y 95 focos de calor, respectivamente.


Del total de focos detectados, el 68% se halla en áreas sin cobertura boscosa y cuya vocación está destinada a la producción agropecuaria, según José Luis Terrazas, director nacional de Asuntos Jurídicos de la ABT. El resto corresponde a áreas con bosques y matorrales.

Además, el ejecutivo acotó que solo existen 212 autorizaciones para quemas controladas en las que se aplica un instrumento de gestión de la ABT, mientras el resto no son controlados.

Por otro lado, también preocupa que 170  focos de calor fueron detectados en áreas protegidas. En este sentido, las zonas más afectadas son las de San Matías (Santa Cruz) e Iténez (Beni).