Escucha esta nota aquí

La comunidad ayorea de Cuatro Cañadas levantó el bloqueo que había instalado esta mañana en la ruta que une Santa Cruz con Beni y la Chiquitania. Esta medida de presión se la realizó para exigir a la Gobernación cruceña electrificación y el ripiado de sus calles.

Fueron los asambleístas indígenas Liliana Itacore y Timoteo Itacore, quienes dialogaron con los manifestantes para poder levantar el punto de bloqueo. “Les he pedido que mañana vamos a la Gobernación a hacer conocer sus pedidos, para que nos atienden las autoridades pertinentes y se pueda lograr la electrificación para ellos”, detalló Timoteo a EL DEBER.

El asambleísta indicó que en caso de que no ser escuchados por las autoridades departamentales, el bloqueo continuará, pero esta vez será de manera indefinida. “Yo me sumaré a las protestas si no se llega a una solución, porque ese fue mi compromiso con los hermanos ayoreos”, acotó.

Antes del acuerdo con los asambleístas, esta mañana, Lucas Picanerai, dirigente de los originarios, afirmó que se vieron obligados a retomar el bloqueo a la altura del surtidor Las Conchas porque no llegó una comisión de la Gobernación de Santa Cruz, que, según él, se había comprometido a dialogar con ellos para dar una solución a sus demandas.

Anoche tuvimos que dormir a un lado de la carretera esperando, pero nunca vinieron las autoridades. Incluso la asambleísta del pueblo ayoreo, Liliana Itacore, nos dijo que iba a hablar para que vengan, pero hasta ahora no vino nadie”, afirmó Picanerai. Situación que luego fue subsanada porque las autoridades llegaron y se comprometieron a hacer escuchar sus pedidos.

Ante las presiones de choferes, pasajeros y policías de Cuatro Cañadas los originarios dieron un cuarto intermedio de 30 minutos este mediodía. Los vehículos pasaron el lugar de conflicto desde las 12:30 hasta las 13:00. Ya por la tarde, se levantó completamente el bloqueo.

Comentarios