Escucha esta nota aquí

Ya van 16 desalojos, informaron, los realizados desde hace varios años. Los indígenas de San Miguel de Velasco cuestionan las dotaciones de tierra sin consultarles, pero además priorizando a personas ajenas al lugar.

Este fin de semana hicieron un nuevo desalojo, en lo que consideran la propiedad Ramada Alta, del veterinario y pequeño productor Iver Suárez. Según Sofía Céspedes, dirigente de la Central Indígena Chiquitana de San Miguel, acudieron al desalojo indígenas, corregidor, cívicos y otras instituciones, "menos el alcalde, que se hace a un lado en este tema", dijo.

Según la dirigente, la familia de Suárez lleva 70 años en la zona, y el veterinario heredó el predio de sus padres. "Los colonos dijeron que tienen resolución de asentamiento, pero no mostraron nada, la supuesta comunidad se llama Monte Rey", dijo.

A diferencia de otros municipios, en San Miguel han logrado unirse los privados con los indígenas y campesinos, además de cívicos. Céspedes dijo que no importa si son comunidades indígenas o privadas, que lo que cuenta es que sean chiquitanos los afectados.


Comentarios