Escucha esta nota aquí

Pocas horas duró la renuncia de Saúl Paniagua a la presidencia del Tribunal Electoral Departamental. El abogado presentó casi al medio día su dimisión ante la Sala Plena, pero fue rechazada por sus colegas, que además lo ratificaron como presidente del máximo órgano electoral de Santa Cruz. 

Paniagua había aducido razones personales para renunciar a la presidencia del TED a solo 26 días de los comicios del 18 de octubre, levantando aún más dudas sobre un proceso electoral atravesado por la pandemia de coronavirus y bajo la sombra de la elección fallida del 20 de octubre del año pasado.

El abogado y catedrático de la Universidad Gabriel René Moreno aseguró que durante estos meses trabajó ad honorem y que se capacitó al personal para hacerse cargo de las elecciones. Antes de que su carta sea rechazada y con la renuncia en la cabeza, había asegurado que estaban garantizadas unas elecciones limpias en Santa Cruz y que el Tribunal Electoral Departamental trabaja para recuperar la credibilidad del mismo desde las cenizas -literalmente-, por todo lo sucedido tras las elecciones del 20 de octubre, que son investigadas por fraude. 

“La sala plena, en forma unánime, me brinda su respaldo y con el compromiso de asumir el trabajo en equipo. He reconsiderado por mi pueblo, a quien me debo”, dijo Paniagua en contacto con EL DEBER.