Escucha esta nota aquí

La Alcaldía de Tarija analiza la posibilidad de que el Cementerio General de esa ciudad no abra sus puertas al público durante la festividad de Todos Santos y el Día de los Difuntos. Esto debido a la amenaza que hay en la ciudad por un posible rebrote de casos de Covid-19, según la directora municipal de Seguridad Ciudadana, Susana Pantoja.

Sin embargo, esperarán la oficialización del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED).  "Con base a informes del Servicio Departamental de Salud (Sedes) y a otras instancias, respecto al incremento de contagios, fue determinado que la celebración de Todos Santos sea suspendida dentro del cementerio municipal", manifestó la autoridad.

Durante la fiesta de Todos Santos cerca de 20.000 personas visitan el camposanto, lo que podría ser un espacio propicio para el contagio de esa enfermedad. Pantoja pidió a la población y a los comerciantes tomar los recaudos correspondientes.

"Durante los próximos días será el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental el que dará a conocer la resolución oficial para que la población tenga conocimiento de las medidas a ejecutarse", agregó.

Por su parte, el administrador del cementerio general, Ariel Zamora, dijo que están a la espera de la confirmación del COED, porque que no se cuenta con la preparación y el personal necesario para controlar el ingreso de la población al camposanto.

"En tiempos de pandemia lo más importante es la salud, al cementerio pueden asistir en cualquier otro momento y hacer los arreglos necesarios, pero la vida no se puede reconstruir", señaló.​​​

Hasta la fecha, en el departamento tarijeño se registraron 15.787 casos confirmados por Covid-19, 362 decesos y 10.412 pacientes recuperados (datos al 21 de octubre de 2020).

Comentarios