Escucha esta nota aquí

En marzo del 2020, el país fue azotado por la pandemia. El Covid-19 había llegado para cambiar la vida de miles de familias cruceñas y bolivianas. Se inauguró con una escalada de contagios provocando la internación de pacientes leves e intubación de pacientes graves; incluso ocasionó el deceso de muchos compatriotas.

Durante ese año, los tres niveles de Gobierno (central, departamental y municipal) ejecutaron un plan de acción contra el virus, desde restricciones de circulación, cierres de todos los negocios, campañas de desinfección casa por casa, organización de brigadas médicas para primeros auxilios, recepción de equipamientos de bioseguridad, habilitación de todos los centros de salud, hospitales e incluso la construcción de domos para internación, fueron parte de la batalla desigual que tuvimos como sociedad contra el Covid-19.

Pese a los esfuerzos, nada parecía ser suficiente, las estadísticas tenían un constante ascenso de casos de contagio y las miradas se ponían hacia otros países donde parecía haber esperanza.

Un año después, Bolivia tenía su mejor aliado. Finalmente, llegaron las vacunas de inmunización de diferentes industrias. Vacunas chinas, rusas, americanas (EEUU); el proceso se ejecutó de manera paulatina, colocando planes de vacunación según grupos etáreos ordenados por enfermedades de base y edad.

Este enero 2022, a dos años del inicio de la pandemia a nivel global, los bolivianos estamos pasando por una nueva ola de contagio y Santa Cruz sigue siendo el epicentro. Carlos Hurtado, responsable de Epidemiología de la Gobernación cruceña, anunció el pico más alto de la pandemia; 1.493 casos positivos en un día.



Cabe resaltar que batimos récords de contagios en esta 4ta ola, pero gracias a las vacunas la mayoría de los infectados no llegaron a las Unidades de Terapia Intensivas (UTIs), y es que la repuesta médica por parte del Servicio Departamental de Salud Santa Cruz (Sedes) no llevó a deducir que las vacunas aminoraron la gravedad de los contagios. Bolivia habría tenido dos campañas de vacunación, la segunda denominada “Dosis de refuerzo”.

Cuando pensábamos que el esquema de vacunación culminaba con dos dosis, a principio de este año, Bolivia recibió 1,9 millones de vacunas ‘Moderna’ donadas por España y Alemania, que servirán como terceras dosis de refuerzo para inmunizar a la población vacunable.

El Gobierno nacional, exhortó a la población reforzar las medidas de bioseguridad completando su esquema de vacunación, además de las –ahora típicas- medidas: uso obligatorio de barbijo, alcohol en gel y distanciamiento social.

El país utiliza las vacunas Sinopharm, Sputnik V, Astra Zeneca, Pfizer, Jhonson Jhonson y ahora Moderna, para la lucha contra el Covid-19. En ese entendido, UNIFRANZ sigue firme en el cuidado de la salud de los bolivianos con sus cuatro centros de vacunación en Santa Cruz, La Paz, El Alto y Cochabamba, en plena campaña de vacunación.


¡Ya somos 20.000! así anunció la universidad en sus redes sociales el importante logro. Este puesto de vacunación se destaca por ser céntrico y ordenado, teniendo a personajes reconocidos del medio cruceño como pacientes en la espera de una ‘Dosis de Esperanza’, así como lo hizo 'Chichi' Kim, presentador de televisión y comediante y Amples Regiani, líder de opinión en Redes Sociales, que acompañó a su pequeño hijo a recibir su primer dosis de vacunación.

Regiani, posteó en sus redes sociales una líneas de opinión donde detalla el porqué decidió vacunar a su hijo de 11 años. “Vacunar o no vacunar a los niños”. Mi experiencia personal.

El punto de vacunación UNIFRANZ Santa Cruz abre de 13:00 a 19:00, en la avenida Busch, esq. 2do anillo, Nº 1113. Teniendo disponibles las siguientes dosis:

-Sinopharm 1ra y 2da dosis: Para niños de 5 a 11 años y todas las personas que tengan la primera dosis.

- Astrazeneca 1ra, 2da y 3ra dosis: Para mayores de 18 años.

- Pfizer 1ra y 2da: Para adolescentes de 12 a 17 años y todas las personas que tengan su primera dosis.

- Moderna 1ra, 2da y 3ra dosis: Para mayores de 18 años y para quienes dos dosis esperando 6 meses.

Contraindicaciones: No haberse colocado la vacuna de la influenza y/o antitetánica.

¡Este virus lo paramos Unidos!

Comentarios