Escucha esta nota aquí

La calabaza es todo un símbolo en las celebraciones de fin de año. Pero esta hortaliza esconde mucho más que solo semillas en su interior. Es rica en antioxidantes, fibras y vitamina A, lo que la vuelve perfecta para consumir durante el verano, si lo que buscas es un buen bronceado. Pero uno de los factores más destacables en esta fruta es su precio. 

Al estar disponible durante todo el año, el costo de este alimento es realmente bajo y fácil de encontrar en cualquier mercado, eso explica por qué los estadounidenses la adoran y la utilizan en muchas recetas típicas de ese país, dulces y saladas. En esta oportunidad te compartimos la receta de la famosa tarta de calabaza, muy esperada durante las celebraciones del día de acción de gracias en Canadá y Estados Unidos. En Bolivia no celebramos esta fecha, pero este postre es tan delicioso que puede disfrutarse en cualquier ocasión.

TARTA DE CALABAZA

INGREDIENTES
Para la masa quebrada
• 200 gramos de harina
• 1 huevo
• 100 gramos de mantequilla fría
• 50 gramos de azúcar
• 2 cucharadas de agua fría una pizca de sal.
Para el relleno
• 500 gramos de calabaza
• 150 ml de crema de leche
• 150 ml de leche
• 1 cucharadita de canela
• 1 cucharadita de jengibre
• 3 huevos
• 165 gramos de azúcar moreno
• 1 cucharada de esencia de vainilla
• una pizca de sal


PREPARACIÓN
Poner en un cuenco la harina tamizada y añadir la mantequilla fría cortada en pequeños cubos, mezclar ambos ingredientes con la yema de los dedos hasta obtener una mezcla arenosa. Seguidamente incorporar la sal, azúcar y el huevo, mezclar con las manos hasta que la masa sea una. 
Hacer una bola con ella y colocarla en un cuenco cubierto con papel film transparente para dejarla reposar en el frigorífico durante una hora, así tomará consistencia. Después, estirar la masa quebrada con un rodillo de cocina, esto debe hacerse lentamente para que la masa no adquiera temperatura, pues se volvería a ablandar. Una vez que la masa está en el molde, recortar los bordes que sobresalen, pinchar la base de la masa con un tenedor y hornear a 180º C hasta que tenga un color dorado.


Para el relleno, una vez lavada la calabaza partirla por la mitad y hornearla a 180º C hasta que esté blanda. Retirar la piel de la calabaza y reservar la pulpa. En una batidora eléctrica colocar la pulpa de la calabaza, la nata, la leche, las especias, el azúcar, la vainilla, la sal y los huevos. Triturar hasta obtener una crema ligera y verter esta crema sobre la masa y hornear de nuevo a la misma temperatura durante 35 o 40 minutos, hasta que haya cuajado. Servir acompañado de crema encima.

Comentarios