Escucha esta nota aquí

En el mundo de la pastelería existen numerosas recetas básicas a partir de las cuales podremos crear todo tipo de tortas. Un elemento fundamental en cualquier torta o pastel son los bizcochos; los hay de diferentes sabores, colores y texturas, pero podemos resumirlos en dos categorías: Bizcochos ligeros y pesados.

Bizcochos ligeros

Una manera fácil de diferenciar los bizcochos es a partir de sus ingredientes. En este caso los bizcochos ligeros NO llevan ningún tipo de materia grasa (mantequilla u aceite). Son super esponjosos y voluminosos, resultado que se obtiene mediante la emulsión del huevo con el azúcar. El huevo toma aire durante el batido y aun más si se hace por separado (claras solas y después yemas). En estos casos no es necesario añadir polvo de hornear, aunque también se puede hacer. ¿La parte mala? Al no tener materia grasa, la masa de este bizcocho tiende a resecarse con facilidad. Aunque eso se soluciona fácilmente bañándolo en almíbar.

Bizcochos pesados

Este tipo de bizcochos son tal y como su nombre lo indica: mas pesados. De miga compacta y húmeda, al tener materia grasa no se resecan como los ligeros, pero si necesitan de algún químico para subir durante el horneado. Este tipo de bizcochos son utilizados para la mayoría de tortas comerciales y son buenos para forrar con fondant pues resisten bien el peso de encima.

BIZCOCHO GENOVÉS

  • 150 gramos de harina de repostería
  • 30 gramos de harina de maíz (maicena)
  • 5 huevos medianos
  • 150 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Preparación

Precalentar a 180º C. El horno debe estar caliente para antes de introducir la masa. Separar las yemas de las claras y colocar en distintos recipientes. Batir las claras a punto nieve y reservar en la nevera. Aparte, batir las yemas con el azúcar, tienen que blanquear lo máximo posible para luego añadir la vainilla y el zumo de limón. Añadir al bol la harina previamente tamizada y aproximadamente la medida de una de claras montadas a la masa de yemas y azúcar. Mezclar con una espátula, siempre con movimientos suaves y envolventes, hasta que no queden grumos de la harina. Introducir el resto de las claras montadas a punto de nieve a la crema. Mezclar con movimientos envolventes para que no baje la crema. Verter la mezcla en el molde y alisar la superficie con una espátula. Hornear a 180º C durante unos 30-35 minutos. Esperar a que se enfríe antes de desmoldar.

BIZCOCHO DE VAINILLA BÁSICO

Ingredientes

  • 200 gramos harina
  • 200 gramos azúcar
  • 115 gramos mantequilla
  • 115 ml leche entera
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • ½ cucharadita sal fina

Preparación

Tamizar en un bol la harina y el polvo de hornear. Batir en otro bol la mantequilla a temperatura ambiente junto al azúcar hasta obtener una crema homogénea. Incorporar entonces los huevos de uno a uno y batiendo la mezcla cada vez. Agregar la vainilla y volver a batir. Incorporar la harina y la leche poco a poco, alternándolas entre sí. Mezclar ayudándote de una espátula hasta conseguir una masa suave y perfectamente homogénea. Verter la mezcla en un molde engrasado o con papel manteca golpear un poco para que la masa pierda posibles burbujas de aire. Hornear en un horno precalentado a 180ºC y cocinar durante unos 30 minutos o hasta que un palillo salga limpio tras introducirlo en el centro bizcocho. Dejar enfriar por completo a temperatura ambiente antes de desmoldar.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE BÁSICO

Ingredientes

  • 2 tazas harina leudante
  • 1 taza azúcar
  • 1 taza cacao (el que se utiliza para la chocolatada)
  • ½ taza aceite
  • 2 huevos
  • 1 taza agua hirviendo

Preparación

Para el pastel, precalentar el horno a 180ºC. Mezclar en un recipiente todos los ingredientes secos y reservar. Aparte, en otro recipiente batir los huevos hasta espumar y añadir el aceite. Combinar ambas mezclas y batir hasta integrar. Por último, agregar el agua hirviendo y remover hasta conseguir una mezcla homogénea. Verter la mezcla en un molde previamente engrasado y hornear por 30 minutos o hasta que se cocine. Dejar enfriar antes de desmoldar.

Comentarios