Escucha esta nota aquí

Dos chicas de nacionalidad china estuvieron cerca de la muerte dos días después de cumplir con el reto brutal de 1.000 sentadillas que les provocó una rabdomiólisis, una necrosis muscular que puede provocar una insuficiencia renal mortal.

Las jovenes no pudieron sentir las piernas como consecuencia del reto.

 

Las jóvenes buscaron iniciar un retal viral, el “1.000-Squat Challenge” pero el esfuerzo agotador les provocó la reacción a pocos días y tuvieron que ser llevadas en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital de Chongqing.

De acuerdo al diario Marca de España, el reto comenzó donde una de ellas retó a su amiga por videollamada a afrontar el desafío. Ambas se pusieron a realizar los ejercicios vigilándose que ninguna hiciese trampas.

Comentarios