Escucha esta nota aquí

El atraso en la colocación de bonos soberanos, le puede costar más caro a los bolivianos. Si en noviembre de 2020, cuando asumió Luis Arce la presidencia, se hubieran ofertado al mercado, el país conseguiría una tasa del 1%, hoy es el doble debido a la inflación mundial. Además, el riesgo país -que ha empeorado en los últimos cuatro años- (ver infografía) obliga a ofertar la deuda con una tasa de interés del 7,5% cuando hace una década se logró cerrar entre los 4,5 y 5,95%.

Desde el 10 de febrero salieron en oferta bonos por $us 2.000 millones para la compra de deuda. El costo financiero anual en el canje será un incremento de más de $us 20 millones por año, sólo para $us 1.000 millones, según advierte el economista Róger Banegas.

La operación se tenía que hacer en 2020, coincide el analista financiero Jaime Dunn. “Durante los últimos tres a cuatro años se deterioró el riesgo país de Bolivia de tal manera que los BB+ se cayó a B, por lo que se está negociando en peores condiciones. El Gobierno desaprovechó la oportunidad -cuando asume Arce- la tasa era 0,97% (era conveniente)”, dijo.

La semana pasada Dunn había vaticinado que el país tendría que pagar por los recursos una tasa del 7,4% y explicó que hay un spread (tasa adicional por riesgo país) que Bolivia debe pagar por tener una calificación de B+. Entonces, la tasa del 7,5% está perfectamente establecida para el riesgo país de calificación B+ (calificación categoría B). 

El economista Martín Montero también menciona que el aumento en la tasa es en parte un reflejo de la calificación de riesgo país de Bolivia que ha empeorado. “El mercado no está dispuesto a tomar el riesgo de prestarle al Gobierno boliviano si no se aumenta el retorno (la tasa de interés)”, dice.

Es interesante hacer la comparación con una economía más o menos similar a la boliviana, Paraguay. Recientemente (hace un mes) consiguieron colocar bonos a tasas menores al 4%. O sea, tasas que son al menos 3,5 puntos porcentuales más bajas.

El economista afirma que los inversionistas evalúan comprar bonos de un país cuya mayor fuente de ingresos -el gas- se está agotando, el riesgo país en aumento, y encima hay constantes amenazas al capital privado.

Para el economista Róger Banegas la tasa de mercado en los bonos Bolivia 2028, actualmente está en 7%, y se está dando un plus de 50 puntos por encima del mercado en el canje de los tenedores institucionales. Así, cree probable que exista otra tasa o rendimiento para los inversores externos que será mayor (9% o más).

El experto en macroeconomía considera que la señal y perspectiva para las empresas y bancos es perjudicial. Mientras el docente José Gabriel Espinoza, reparó en que se cambiarán bonos al 4,5% a 10 años por bonos que van a vencer entre seis a ocho años a una tasa del 7,5%, lo que marca una situación complicada porque serán tasas más altas.

Desde el Ministerio de Economía y Finanzas indicaron que hoy se pronunciarán, cuando haya cerrado la operación.

Comentarios