Escucha esta nota aquí


Colas largas y mucha impotencia. Eso es lo que sienten varios transportistas que aguardan su turno para cargar combustible, desde este fin de semana, a las afueras de la refinería Guillermo Elder Bell en Santa Cruz. El sector se declaró en emergencia por falta de diésel que, según sus dirigentes, escasea desde hace dos semanas. En este contexto, ayer el Gobierno admitió que tiene problemas logísticos, tanto externos como internos, pero aseguró que garantiza el suministro y denunció que existen rumores que buscan generar zozobra en el país al crear una sensación de escasez.

La situación ya se venía venir. Así lo sostuvo el diputado Óscar Michel, que la anterior semana pidió un informe escrito al Ministerio de Hidrocarburos, por los problemas que venían arrastrando algunos transportistas para cargar el combustible.

La escasez es real, dijo el legislador, a tal punto que se comenzó a racionalizar la provisión de combustible recortando los cupos de entrega a los grandes consumidores como los productores agrícolas. 

“Hemos pedido una petición de informe escrito al ministerio, ¿O que está pasando? y ¿Cuál es el mecanismo de contratación (para comprar combustibles)? Y ¿Si se ha hecho algún contrato de emergencia? ¿Cuánto se ha comprado y a quiénes se han comprado? Hasta ahora no tengo una respuesta, pero sabemos por algunos transportistas que la escasez se debe a que YPFB no firmó el contrato de provisión de emergencia”, dijo el legislador.

El dirigente de la Federación del Transporte Pesado Santa Cruz, Juan Yujra, dijo que el sector se encuentra en emergencia a escala nacional porque el problema no solo se registra en Santa Cruz si no en el resto del país. 

“El diésel está faltando, los compañeros de La Paz se han quedado haciendo filas. Entonces, está complicada la situación, pero YPFB nos dice que se va a normalizar. Trabajaron el sábado y el domingo, pero solo hay combustible para hoy y mañana. No se va a poder esconder la escasez porque solo llegó un convoy para dos o tres días”, señaló.

Respuesta estatal

En este contexto, el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina Ortiz, afirmó que Yacimientos garantiza el abastecimiento de diésel en el país mediante la suscripción de contratos para la importación del hidrocarburo y el incremento de la producción de carga de las refinerías en 105%, a fin de asegurar el abastecimiento interno.

Sin embargo, admitió que tanto factores internos como externos han dificultado el abastecimiento de combustibles. Precisó que el problema es global por el conflicto entre Rusia y Ucrania, y que este efecto está golpeando a países vecinos como Argentina y Perú, incluso a Estados Unidos, que se ha visto obligado a disponer de sus reservas para cubrir su demanda interna. 

Agregó también que en los últimos días hubo retrasos en las entregas de estos productos en el occidente del país, por bloqueos en Perú y al incumplimiento de envíos de la empresa proveedora Petroperú. A esto se suma la terminal de Bolivia en Arica (Chile) está en pleno mantenimiento y los combustibles no están llegando por esa vía temporalmente.

Molina detalló que también existen demoras por bloqueos en El Alto, Tupiza, Chile y Argentina. 

“Logísticamente, estas situaciones han generado una complicación en cuento al abastecimiento; sin embargo, nosotros hemos trabajado conjuntamente con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) e YPFB para garantizar el suministro a través de un ‘abastecimiento controlado’, para que no falte combustibles en el país”, aseveró Molina.

Ante el estado de emergencia planteado por el sector del transporte pesado, Molina quiso poner paños fríos a la situación y afirmó que el abastecimiento se normalizará en cuestión de días.

Además, pidió a la población no caer en engaños de gente que busca especular con los precios y sembrar zozobra. 

“Estamos realizando controles permanentes en las estaciones de servicio a través de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para verificar que no haya incremento de precios y vamos a ser firmes y a establecer todas las sanciones que correspondan con las personas que especulen”, dijo.

En días pasados, la ANH advirtió que era la única entidad responsable de hablar sobre el abastecimiento de combustibles y advirtió con realizar acciones legales a terceras personas que se pronuncien sobre este tema después de las quejas del transporte pesado. 

Los responsables de surtidores y dirigentes agropecuarios evitaron referirse al tema de desabastecimiento por temor a represalias, según indicaron a EL DEBER.

Comentarios