Escucha esta nota aquí

Para 2021 el Gobierno Central dispuso incrementar la subvención de alimentos hasta en un 63% y bajar el subsidio de los hidrocarburos a un 31%. Los datos se desprenden el Presupuesto General de Estado (PGE) aprobado por la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Para 2021, el Poder Ejecutivo tiene previsto destinar 3.013,4 millones en subsidios.

En el PGE de este año, la partida para la subvención de alimentos llegó a 257 millones de bolivianos. Esto representa un incremento de 63% con relación a lo asignado en 2020.



Del total de lo establecido en el presupuesto, 189 millones de bolivianos serán para la comercialización de los productos subvencionados y 69 millones se usarán para el acopio. Entre los productos que subsidia el Estado está el arroz, trigo y maíz.

Edilberto Osinaga, gerente general de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) explicó que el país puede producir todos los productos subvencionados, pero el sector necesita el acceso a mejores herramientas tecnológicas.

En ese contexto, sostuvo que es necesario que el país se abra el uso de biotecnología (semillas transgénicas) que ayuden a incrementar la producción.

Combustibles

Otro de los productos subvencionados son los hidrocarburos, en especial los líquidos como la gasolina y el diésel. En total se usarán 3.013,4 millones bolivianos para esta partida.

Esos sí, la cifra es inferior en un 31%, con relación a los 4.369 millones de 2020.

De esta cantidad de recursos, 1.847 millones de bolivianos serán para la adquisición de diésel y 877 millones para gasolina.

Comentarios