Edición Impresa

Cara a cara

Monica Salvatierra 25/10/2019 03:00

Escucha esta nota aquí

Que la ciudadanía respalde el trabajo de EL DEBER. Todos los miembros de esta casa periodís­tica estamos haciendo un trabajo extraordinario para informar al país y al mundo sobre los aconte­cimientos de estos días cruciales para el país.​

No obstante, en varios recorridos (tanto para llegar a la oficina como en las coberturas), hemos encontrado obstáculos que nos impiden la fluidez que deman­da estar donde la noticia lo demanda.

El compromi­so de este grupo multimedia es la búsqueda de la verdad, con principios de ética y con la responsabi­lidad que demandan estas horas. La información libre, actual y oportuna es fundamental en demo­cracia. 

Entonces, es preciso apoyar y no poner trabas a la labor de los medios de comunicación.

La angustia es colectiva. Hay zozobra entre los bolivianos. La excesiva demora en el cómputo final de votos, sumada a los enfrentamientos que ya se han dado entre opositores y oficialistas, así como la sensación de que no hay transparencia en el proce­so electoral, son ingredientes que atizan un hori­zonte altamente preocupante.

Van dos días de paro cívico, disciplinadamente acatado en Santa Cruz, pero la tensión sin respuestas desespera y no es res­ponsable seguir alimentando la incertidumbre.

Han habido enfrentamientos y puede haber más si no se acaba esta crisis de inmediato. Que tome nota el poder político. Se necesita el resultado definitivo de las urnas y que los actores políticos dejen de insul­tarse para llegar a acuerdos políticos.