Escucha esta nota aquí

El estado de emergencia que vive el país, las atribuciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y de la Asamblea, las facultades de la presidenta del senado para promulgar leyes y el registro de nuevos votantes, son las cuatro observaciones que presenta el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), respecto de la Ley de Postergación de Elecciones que promulgó la presidenta del Senado, Eva Copa.


“Persuadimos a los miembros del Tribunal Supremo Electoral asumir las atribuciones que  otorga la CPE, no permitiendo que otro órgano de poder se apodere arbitrariamente de las mismas, en defensa del Estado de Derecho, así como de la vida y de la salud de los bolivianos. El TSE tiene nuestro respaldo para que asuma plenamente sus funciones como el único órgano encargado de administrar los procesos electorales y de nuestra parte ratificamos nuestra tarea de defensa del voto, de la democracia y la salud del pueblo”, señala la última parte de la carta que lanzó este sábado el Conade.

La nota lleva las firmas de la presidenta de DDHH de Bolivia, María Amparo Carvajal; del exdefensor del Pueblo Rolando Villena, del exrector de la UMSA Waldo Albarracín, del director de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez, además de Lucio Gonzales y Manuel Morales.


El jueves por la noche,la mayoría parlamentaria del MAS en el Senado aprobó, sancionó y luego promulgó la Ley de Postergación de Elecciones, que establece un plazo de hasta 90 días para la realización de las elecciones, cuando el Órgano Electoral había presentado un proyecto de ley que contemplaba un plazo de al menos 140 días para convocar a votación.      

Los argumentos


El Conade considera que el artículo 208 de la Constitución Política del Estado concede al TSE la atribución exclusiva de organizar todo el proceso electoral. Por lo tanto, sus miembros aseguran que no corresponde a la Asamblea Legislativa asumir decisiones propias del TSE. Además, señalan que en ninguna de las atribuciones de la Asamblea figura alguna potestad que competen al Órgano Electoral.


Luego afirman que la presidenta del Senado no tiene atribuciones para promulgar leyes, porque esa atribución corresponde a la presidencia de la Asamblea Legislativa, “cargo que en la actualidad se encuentra acéfalo”, afirma la nota, y por tanto añade, esta ley estaría viciada de nulidad.


Más adelante afirman que las elecciones debían realizarse mañana (domingo 3 de mayo) con un determinado padrón electoral que, en vista de la postergación de los comicios por causa de la emergencia sanitaria, existe un número no determinado de ciudadanos que verán conculcados sus derechos para elegir y ser elegidos porque los comicios serán celebrados en otra fecha. Esta situación también llevaría a viciar de nulidad todo el proceso.


Finalmente, exponen las razones de salubridad y emergencia que vive el país y por esas razones pidieron a los vocales del TSE a hacer prevalecer sus atribuciones a la hora de definir la fecha de las elecciones generales.