Escucha esta nota aquí

Su muro de Facebook funciona como su diario. En esta red social Gonzalo Melgar no solo anota cada tramo que supera en su meta por recorrer los casi mil kilómetros que separan a la ciudad de Santa Cruz de la sede de Gobierno (en La Paz); sino que también reflexiona sobre su misión y comparte, a través de fotos, lo que sus ojos ven en el camino.


El 10 de mayo Gonzalo decidió emprender la marcha solo. Dice que nadie se animó a acompañarlo, aunque de cumplirse su demanda el rédito no será personal, sino que beneficiará a todos los que han realizado sus aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). En este punto, cabe recordar que la demanda de la devolución no es solo un pedido de este boliviano de 52 años que perdió su empleo en 2018 y que desde entonces no ha podido conseguir trabajo, sino que es un movimiento de trabajadores que nació en la gestión pasada, producto de la crisis derivada de la pandemia.

Pero Gonzalo fue uno de los que inició. De hecho, desde el 15 de diciembre de 2020 hasta el 4 de febrero de este año protagonizó una huelga de hambre en el ingreso a la AFP en Santa Cruz, según le cuenta al programa Aquí Estoy de EL DEBER Radio.

Dice que dejó su protesta extrema porque le prometieron una reunión con el ministro de Economía, Marcelo Montenegro. Se fue hasta La Paz, pero el encuentro nunca se concretó y las peticiones que hizo junto a otros trabajadores, tampoco tuvieron resultado positivo. 

Ahora asegura Gonzalo, vía telefónica desde Villa Esperanza, a 235 kilómetros de la capital cruceña (distancia que recorrió en 21 días), su meta es reunirse con el presidente Arce. Para eso va a La Paz, para pedirle que cumpla con su promesa electoral, pero que la devolución no solo sea para los que tienen menos de Bs 100.000 de aportes a las AFP.

La promesa 

"Al tiempo de saludarlo muy afectuosamente, me dirijo a su persona para hacerle recuerdo de la promesa que hizo a los aportantes de las AFP en tiempos de campaña y para hacerle conocer que el movimiento por la devolución de las AFP inició en abril de 2020 a raíz de la pandemia y el desempleo a consecuencia de la misma". Así comienza la carta que Gonzalo le escribió a Arce el 10 de mayo y también lo colgó en su muro de Facebook.

En la misiva le pide al jefe de Estado que la devolución no sea solo para los que tienen menos de Bs 100.000 en su cuenta provisional de aportes. "Aclararle que los que necesitamos ese dinero somos todos los aportantes", sostiene el caminante. Según la Encuesta Continua de Empleo del INE, publicada en marzo de este año, entre abril y julio de 2020 unas 434.000 personas en Bolivia estaban sin empleo, entre ellas estaba Gonzalo.

El 14 de septiembre del año pasado, casi un mes antes de las elecciones presidenciales, el entonces candidato del MAS, Luis Arce Catacora, propuso la devolución parcial de 10 por ciento de aportes a las AFP a los trabajadores que tengan un ahorro individual de hasta 100.000 bolivianos.

El proyecto

Una vez electo Arce, en la segunda quincena de enero de este año, envió el Proyecto de Ley para la Devolución de Aportes de las AFP a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para su aprobación y desde entonces se encuentra empantanado.

Las protestas son diferentes, además de la decisión extrema de Gonzalo de lanzarse a recorrer a pie casi mil kilómetros de carretera desde Santa Cruz hasta La Paz, exponiéndose a los peligros que representa esta odisea; los trabajadores no cesan en su demanda al Gobierno. La semana pasada un grupo de trabajadores marchó por el centro cruceño pidiéndole a Arce cumplir con su promesa electoral.

Para el analista económico Germán Molina, que fue consultado por EL DEBER a principios de mayo, esta demora se debe a la iliquidez que en la actualidad tiene el Estado por lo que, según su punto de vista, cumplir la promesa de Arce es inviable.

Comentarios