Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional rechazó este jueves el informe de Estados Unidos (EEUU) que aplaza la lucha antidrogas de Bolivia. Sostiene que dicho reporte es “unilateral y carece de legitimidad”, además de atentar contra la soberanía del país.

Bolivia rechaza enfáticamente el sesgado documento publicado por la Casa Blanca, que no valora los resultados obtenidos mediante metodologías propias basadas en evidencia y en colaboración con UNODC y la UE, informes que son reconocidos por organismos multilaterales, que hacen un análisis equilibrado”, sostiene una respuesta de la Cancillería.

La Casa Blanca concluyó que el país falló “de manera demostrable” en sus compromisos internacionales, incluyéndolo en la lista de las 20 naciones que producen y sirven de tránsito de las drogas.

Al respecto, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, durante la IX Reunión Comixta Paraguay – Bolivia, atribuyó el incremento de los cultivos de coca a la administración de Jeanine Áñez, relacionándola con el negocio ilícito.

Las declaraciones:

“Se ha reducido la erradicación de 8.000 hectáreas a solo 2.000 hectáreas, hemos visto la participación activa del anterior Gobierno en el narcotráfico. Sin embargo, estos informes se deben trabajar de forma coordinada, por tanto, no estamos de acuerdo con ese informe, que viola la soberanía del pueblo boliviano”, dijo.

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores denuncia “la manipulación de los datos que pretenden minimizar las políticas de erradicación propias ampliamente destacadas en espacios internacionales”.

El comunicado:


Comentarios