Escucha esta nota aquí

Bolivia registró un nuevo incremento de cultivos de coca el año pasado. Las hectáreas pasaron de 25.500 hectáreas, en 2019, a 29.400 hectáreas, en 2020, un alza de un 15 por ciento, de acuerdo al monitoreo elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, por su sigla en inglés).

Los datos fueron presentados este martes por su representante, Thierry Rostan, en un evento realizado en la Cancillería, en el que se desglosaron las áreas planteadas con la hoja verde en el territorio nacional.

El reporte indica que actualmente existen 3.900 hectáreas más que en 2019. Los Yungas acumulan un 62 por ciento de plantaciones, un 36 por ciento están en el Trópico de Cochabamba y dos por ciento en el norte de La Paz.

El informe:


Asimismo, la UNODC lamentó que se registrara la erradicación más baja de los arbustos desde 2003, con tan solo 2.177 hectáreas destruidas, algo que, según el organismo internacional, no contribuye a la reducción efectiva de los cultivos.

Respecto a los parques nacionales, el informe detalla que en seis de los 22 espacios protegidos en el país existen cultivos de coca, siendo Carrasco el más afectado, con 163 hectáreas, seguido de Amboró con 87, Apolobamba 59, Cotapata 55, Isiboro Sécure 27 y Madidi 63.

Comentarios