Escucha esta nota aquí

El Fondo Monetario Internacional arrojó datos positivos sobre la recuperación de la economía de Latinoamérica en este 2021, a pesar de la alta inflación que se espera para este año en esa región y a la desigual distribución de las vacunas que sigue constituyendo según la institución un lastre para la recuperación económica global. Sin embargo la perspectiva para la región se debilitará más de lo esperado en 2022

Las fisuras que ha generado la COVID parecen persistentes: se trata de divergencias a corto plazo que se prevé que dejarán huellas duraderas en el desempeño económico a medio plazo y que obedecen sobre todo al acceso a vacunas. Así lo dice el último informe del Fondo Monetario internacional que proyecta que la economía mundial crecerá un 5,9% en 2021, una décima menos de lo previsto en julio. 

"Si bien más del 60 % de la población de las economías avanzadas está vacunada y algunos ahora están recibiendo inyecciones de refuerzo, alrededor del 96 % de la población de los países de bajos ingresos sigue sin vacunarse", destaca el informe.

Cara y cruz para América Latina en el informe. Por un lado, el FMI subió las previsiones de crecimiento de la región  en 2021 al 6,3% , medio punto por encima de su pronóstico de julio, gracias, principalmente, al buen desarrollo del sector exportador de materias primas. 

Pero por otro, debilita el crecimiento para 2022 y sobre todo, sitúa a la región como la más inflacionista del planeta con una tasa del 9.3%., un aumento de precios considerable debido a que se ha visto afectada por el aumento de los precios de la energía y de las materias primas, y los diferentes ritmos de demandas nacionales. 

Los pronósticos para Brasil y México, las dos economías más grandes de la región, empeoraron. Brasil crecerá un 5,2% este año, mientras que México un 6,2%. Por su parte, los países ligados al comercio de materias primas crecerán de manera más fuerte: Perú un 10%, mientras Chile un 11%. 

“La peligrosa divergencia en las perspectivas económicas entre países sigue siendo una gran preocupación”, escribieron economistas y expertos de la organización. El FMI espera que la producción agregada del grupo de economías avanzadas recupere su trayectoria prepandémica en 2022 y la superará en un 0,9% en 2024. 

Por el contrario, la producción agregada para los mercados emergentes y en desarrollo (excluyendo a China) se mantendrá un 5,5% por debajo del pronóstico antes de la pandemia en 2024.

Comentarios