Escucha esta nota aquí

A más de un año de la pandemia, que dejó graves secuelas sanitarias y económicas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó una tasa de crecimiento del 5% para Bolivia. No obstante, el crecimiento estará supeditado al avance de la vacunación contra el Covid-19, a que se preserve la estabilidad financiera y se reduzca el déficit fiscal.

Además, el organismo planteó recomendaciones para ajustar el modelo económico, que van desde explorar la posibilidad de flexibilizar el tipo de cambio, bajar el déficit fiscal y quitar las restricciones a las exportaciones.

El Estado ejerce un control a las exportaciones agrícolas, mediante la designación cupos a las industrias y controlando los precios en el mercado interno, en especial en el sector soyero.

La proyección y recomendaciones se plantearon en el informe final del directorio ejecutivo del FMI sobre consulta del Artículo IV del Convenio Constitutivo de la organización. El apartado establece la visita de un equipo al país, que recopila información, la analiza y presenta un informe.

En su informe, el FMI evalúo el contexto del país, desde que se declaró la emergencia sanitaria y el impacto de las medidas en la economía.

El organismo prevé una recuperación y un crecimiento del 5% de la economía, “si se vacuna a toda la población adulta lo más rápido posible”. Y se acentuará con el aumento de los precios internacionales, lo que impulsará al sector minero y el de hidrocarburos. Mientras que el crecimiento en el sector agrícola seguirá siendo fuerte.

En esa línea, el organismo advirtió sobre la dependencia que tiene el país del financiamiento externo, que es vulnerable a que cambien las condiciones en los mercados internacionales, mientras que los aplazamientos de pago de préstamos relacionados con Covid-19 pueden aumentar los riesgos para la estabilidad financiera.



El documento del FMI tiene palabras de elogio a las autoridades nacionales por el manejo de la pandemia desde que fue declarada la emergencia sanitaria en 2020; durante la presidencia de Jeanine Áñez y la actual gestión.

“Las autoridades tuvieron una respuesta proactiva a la pandemia, incluido el apoyo fiscal a los hogares y las empresas”, resalta.

Pero el FMI sugirió algunos cambios en el modelo económico.

Por ejemplo, que urge salvaguardar la sostenibilidad fiscal y externa a mediano plazo, manteniendo el apoyo a los hogares afectados por la crisis sanitaria.

“Urge un plan claro a mediano plazo que lleve el déficit fiscal a un nivel sostenible a mediano plazo y estabilice la relación deuda pública (interna y externa) con el PIB”, señala el informe.

Desde el FMI indicaron que tipo de cambio permitió al país tener una inflación baja y estable. Pero la entidad, pidió a las autoridades exploren los beneficios de una mayor flexibilidad del tipo de cambio a mediano plazo. Esta transición, que requeriría trabajo preparatorio sustancial, podría aumentar la resiliencia a las crisis, prevenir una mayor pérdida de reservas y aumentará la competitividad de las industrias”, señalá la entidad.

En este sentido, es necesario según el organismo reformas estructurales para atraer la inversión nacional privada y la inversión extranjera directa.

Para acelerar esto plantea eliminar gradualmente las restricciones de precios y exportación, relajar las cuotas de crédito y los límites de las tasas de interés.

En esa misma línea sugiere reducir los subsidios a las empresas estatales en el sector de los hidrocarburos y abordar las preocupaciones de equidad social a través de un apoyo fiscal específico.

El especialista financiero, Jaime Dunn, explicó que desde el FMI hay un claro reconocimiento a las actividades que se realizaron desde la gestión 2020.

Pero también deja al descubierto los problemas que sigue teniendo el país en el manejo de sus gastos. “El FMI no ha visto un plan y todos sabemos que no hay”.

“Lo importante es que se está reconociendo la importancia que ha tenido el tipo de cambio fijo”, señaló Dunn.

Sin embargo, el especialista ve poco probable que el Gobierno siga al pie de la letra las sugerencias sobre la eliminación de restricciones financieras y los controles a las tasas de interés de los créditos.

Comentarios