Escucha esta nota aquí

Tras dos días de audiencias, este jueves, a las 15:30, se hizo la lectura del veredicto del Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza (TIDN) sobre el caso "Pueblos indígenas, Chiquitania, Amazonia y Chaco contra el Estado Plurinacional de Bolivia", el cual se determinó que fue un "ecocidio provocado por autoridades bolivianas y el agronegocio". 

Además, el Tribunal determina, entre otras medidas, que se deben abrogar de manera inmediata las leyes que promueven los incendios y la depredación de los bosques, incluidas las leyes transgénicas. 

"El Tribunal ha decidido que sea un caso permanente y de indagación. Los incendios de 2019 no son producto de factores naturales. Afirmaron que en lo últimos años se ha incrementado la deforestación y se han promovido las quemas de áreas boscosas para expandir la frontera agrícola en beneficio de la agroindustria y la ganadería", dijo Natalia Green, secretaria del TIDN, quien hizo la lectura del veredicto en línea. 

Green también leyó la denuncia al Estado boliviano, que está favoreciendo los intereses del agronegocio, sin preservar el derecho al medioambiente y sin tomar en cuenta los impactos frente a otros seres vivientes y al ecosistema en su conjunto.

Los jueces a cargo del caso fueron: Patricia Gualinga (Ecuador), Nancy Yáñez (Chile) y Felicio Pontes (Brasil), que escucharon los testimonios de las organizaciones indígenas, activistas, bomberos, gobernación de Santa Cruz y el gobierno municipal de San Ignacio de Velasco, quienes presentaron las pruebas sobre lo ocurrido en los incendios del segundo semestre de 2019, cuando se quemaron más de 5 millones de hectáreas y se afectó a cerca de 27 territorios indígenas de tierras bajas y 20 áreas protegidas nacionales y subnacionales.

Video de la lectura del veredicto:

Comentarios