Escucha esta nota aquí

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se sumó a la ola de críticas sobre la administración de la Justicia en Bolivia en el caso de la expresidenta Jeanine Áñez y dijo que no podía ser que la Justicia esté subordinada al gobierno de turno. "En una verdadera democracia hay separación e independencia de poderes”. Desde Bolivia, la Cancillería emitió un comunicado en el que le recuerda a Piñera el principio de no injerencia de los estados.

“El expresidente que pudo haber estado preso es Evo Morales y ahora que hay otro gobierno, la expresidenta que está presa es (Jeanine) Áñez, me parece que es una muestra de que la independencia y autonomía de poderes no está funcionando como debiera”, dijo Piñera en una entrevista con la cadena CNN.


La declaración se produce tres días después que el presidente boliviano, Luis Arce, se pronunciara sobre un nuevo relacionamiento con el país trasandino, aunque sin olvidar la reivindicación marítima de Bolivia. La Cancillería chilena había acogido ese mensaje, pero recordando que el tema del mar ya fue zanjado por el fallo de la Corte Penal Internacional de La Haya.


“Se invita a todos los estados hermanos de la comunidad internacional a dar cumplimiento a la declaración sobre los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación entre estados de conformidad con la carta de las Naciones Unidas, respetando la libre determinación de los pueblos y el principio de no injerencia en asuntos internos”, señala el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia.


Según el jefe de Estado chileno, en una verdadera democracia hay separación e independencia de poderes y por tanto, el poder judicial en cualquier país está llamado a resolver las legítimas disputas o diferencias dentro del marco de la ley, lo que no ocurre con el caso de la exmandataria.




Comentarios