El mandatario brasileño tuvo el cuidado de no mencionar a Milei, pero destacó el papel integrador del Mercosur. Arce afirmó que el papel de Bolivia en Sudamérica por su papel en la CAN. El mandatario brasileño volvió a condenar la intentona golpista del 26 de junio.

9 de julio de 2024, 15:17 PM
9 de julio de 2024, 15:17 PM

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció este martes en Santa Cruz de la Sierra el inicio de una nueva era en las relaciones bilaterales y abogó por la unidad internacional contra la “extrema derecha”. Además, rechazó la “intentona de golpe” del 26 de junio en Bolivia.

“En todo el mundo, la desunión de las fuerzas democráticas solo ha servido a la extrema derecha. Los recientes ejemplos de Francia y el Reino Unido demuestran el imperativo de superar las diferencias en favor de un objetivo común”, afirmó Lula en una declaración para la prensa.

En las elecciones del 4 de julio del Reino Unido, el partido Conservador sufrió una derrota frente a una abrumadora victoria de los laboristas después de 17 años, mientras que, en Francia, el Nuevo Frente Popular se impuso el 7 de julio en la segunda vuelta de las elecciones legislativas.

“Esto también se aplica a la integración regional, porque mientras más sólida sea nuestra alianza, menos atractivos serán los que predican la división”, afirmó el mandatario brasileño tras cumplir una agenda de Estado en Bolivia y una reunión formal con el presidente Luis Arce.

Lula y Arce ya se habían visto el lunes en Asunción del Paraguay en ocasión de la cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), una cita a la que no asistió el presidente argentino, Javier Milei, quien está identificado con la corriente libertaria que es muy crítica al socialismo.

Frente a este eje de integración, el mandatario brasileño aseguró que el “Mercosur contribuye” y exteriorizó la aspiración para que Venezuela retorne al bloque. “Esperamos recibir pronto a Venezuela y esperamos que, tras elecciones, todo se resuelva con normalidad”, manifestó.

Arce, por su lado, destacó la incorporación de Bolivia al Mercosur para convertirse en una bisagra con la Comunidad Andina (CAN), el otro bloque de integración comercial de Sudamérica.  

Firma bilateral de acuerdos entre Bolivia y Brasil
Firma bilateral de acuerdos entre Bolivia y Brasil /Foto: Ricardo Montero

Asalto militar

Lula también se refirió al asalto militar del 26 de junio. Dijo que no será tolerable una intentona contra la democracia y recordó los sucesos del 8 de enero de 2023, cuando Brasilia enfrentó una movilización contra los poderes establecidos. Esto sucedió poco después de su ascenso al poder.  

“Esta visita simboliza más que la reanudación de una relación de amistad, representa, además, la comunión de dos países cuyas trayectorias han sido paralelas”, puntualizó.

“Al igual que en Brasil, la democracia boliviana ha prevalecido tras un largo recorrido, salpicado de golpes de Estado y dictaduras. Lo que juzgábamos que era el fin del camino resultó ser un terreno aún movedizo. En la víspera del bicentenario de su independencia, Brasil ha vivido uno de los momentos más sombríos de su historia”, remarcó.

“Y en vísperas de celebrar su bicentenario en 2025, Bolivia no puede volver a caer en esta trampa; no podemos tolerar ensoñaciones autoritarias ni golpes de Estado; tenemos la enorme responsabilidad de defender la democracia frente a los intentos de hacerla retroceder”, remarcó.