Escucha esta nota aquí

El cabildo abierto realizado en Sucre determinó este viernes radicalizar las medidas de presión en contra del Gobierno hasta que deje el poder. Es así que pidieron realizar un cerco a las instituciones representativas del Estado con vigilias permanentes en las puertas, además de un cerco al palacio de Gobierno en La Paz en coordinación con las organizaciones nacionales. En este sentido, buscarán realizar un cabildo nacional en los próximos días.

Las determinaciones se asumieron luego del multitudinario cabildo realizado en la plaza Aniceto Arce que inició con la bendición del Arzobispo monseñor Jesús Juárez.

El presidente cívico Rodrigo Echalar acusó al gobierno de pretender encaramarse en el poder, para seguir con los actos de corrupción.
“No creemos en el Tribunal Supremo Electoral (TES), por la legalidad no va a escuchar al pueblo, lo único que queda es expulsar por la fuerza a Evo Morales”, enfatizó.

Mientras la gente gritaba; "fraude, fraude, fraude", el dirigente de la Central Obrera Departamental (COD) aseguró que el Gobierno del MAS ya no tiene control de todos los campesinos y lo único que tiene de su lado son las fuerzas represivas.