Escucha esta nota aquí

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, acusó al candidato presidencial del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, y dirigentes sindicales de cometer delitos contra la salud pública por organizar una marcha en plena pandemia por coronavirus. La autoridad recalcó que el partido de Evo Morales no logró movilizar a las personas que tenía proyectado y pidió a la Fiscalía actuar de oficio para que procese a los ciudadanos que planificaron la protesta.

"Luis Arce admitió que está detrás de esta movilización y, por tanto, a confesión de parte relevo de pruebas y tendrá que rendir cuentas sobre su decisión que tomó. Que quede claro, Luis Arce Catacora, los dirgentes del MAS, los cocaleros del Chapare, la Central Obrera Boliviana (COB), Fejuve y todos los que convocaron a esta movilización serán los únicos responsables de los contagios que se produzcan y el colapso del sistema de salud, principalmente de La Paz, El Alto, el Chapare y la propia ciudad capital de Cochabamba (…) Pedimos a la Fiscalía que de oficio haga respetar lo que dice el Código Penal en su artículo 216", remarcó Núñez.

El ministro afirmó que el MAS no logró reunir la gente que tenía pronosticado en la movilización y que tuvo que recurrir a personas de otras regiones para engrosar la marcha. Además, Núñez, lamentó que el partido de Evo Morales utilice a sus bases con riesgos de contagios con el objetivo de regresar al poder. "Está una movilización política y está dirigida al Tribunal Supremo Electoral (TSE)", dijo.

La marcha de afines al MAS llegó a la Ceja de El Alto, donde se desarrolla un cabildo que emitirá una posición respecto a la fecha de elecciones. Estos grupos piden que se respete el 6 de septiembre como el día de votación; sin embargo, el ente electoral decidió recorrer los comicios para el 18 de octubre.