Escucha esta nota aquí

Trifulca en el ampliado convocado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) para definir a los candidatos que irán a las elecciones subnacionales. En medio de la discordia por concretar las listas y perfiles, entre los asistentes hubo un momento de enfrentamiento y tensión que conllevó a que Juan Evo Morales, líder cocalero y del MAS, reciba un sillazo lanzado  sobre la testera por uno de los asistentes.

El ataque pudo haber pasado a más de no ser por guardias de seguridad que resguardaban el escenario en el que se encontraba Evo Morales. También se lanzaron más sillas, botellas y hasta un paraguas en el encuentro que se celebra en Lauca Ñ, considerado el cuartel general del expresidente en el municipio de Shinaota, Cochabamba.

Desde las bases del MAS hay desacuerdo respecto a la designación de los candidatos para Santa Cruz. Extraoficialmente se conoce que le bajan el pulgar a Mario Cronenbold, exalcalde de Warnes, para que sea candidato a la Gobernación, debido a que mostró cierta empatía hacia Luis Fernando Camacho, líder de Creemos, a quien se acusa de supuestos delitos que conllevaron a la salida de Evo del poder en 2019.

En lugar de Cronenbold quedarían el exministro de Gobierno, Carlos Romero, y el periodista Pedro García. Los militantes rechazan que Evo tenga cierta predilección por Romero, ya que piden que haya renovación en las listas de candidatos. El ataque también iba dirigido contra el exministro.

Todavía está por definirse quién pugnará por la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra, aunque está muy cerca de concretarse la candidatura de Adriana Salvatierra. Del mismo modo, queda por definir otros candidatos del 'instrumento político' en el resto de los departamentos.

Sobre el sillazo, Morales tuiteó: "Denunciamos que la derecha golpista trata de destruir la unidad del MAS-IPSP enviando infiltrados para generar violencia en nuestros ampliados que tienen como objetivo la elección democrática y pública de nuestros candidatos para los comicios subnacionales".

Por su parte, el expresidente Tuto Quiroga ironizó: "Evo Morales es repudiado hoy por sus militantes, en su bastión del Chapare, con las actitudes inaceptablemente violentas que él practicó. Ahora dirá que es conspiración de infiltrados, o denunciará 'golpe'".


Comentarios