Escucha esta nota aquí

La justicia decidió dejar en manos de su abuela a la niña de 2 años, que era castigada siendo metida dentro de una heladera. 

La determinación quedó 'sellada' después de la audiencia cautelar de su madre, una joven de 18 años, y del concubino, un súbdito chileno identificado como Felipe Andrés Santana Barahona.

Los investigadores de la Policía descubrieron que la niña era metida en la heladera por su padrastro, que consideraba esta acción como un juego, ya que incluso este extremo fue filmado en varias oportunidades. 

Este hecho, que es considerado por las autoridades como una agresión a la menor de edad, sucedió en un alojamiento de la calle Suárez Arana, de la capital cruceña, lugar en el que vivía temporalmente la pareja.

Tras la detención de la madre y del concubino, la Fiscalía los presentó ante un juez cautelar y los imputó por el delito provisional de violencia familiar y doméstica. La joven madre fue liberada  y el hombre fue enviado con detención preventiva al penal de Palmasola.

Debido a la que la joven madre permitía el abuso de su pareja sobre la niña, la justicia ordenó que la pequeña quede bajo la guarda de su abuela materna, una mujer de 36 años, que al escuchar la determinación jurídica dijo estar feliz. 

La abuela comentó que, en una oportunidad, por reclamar los malos tratos a la niña, el padrastro la amenazó con un cuchillo.

El director departamental de Políticas Sociales de la Gobernación cruceña, Duberty Soleto, hizo conocer que se continuará con el proceso, para garantizar la tranquilidad de la niña y de la abuela.

Tags